sábado, 8 de octubre de 2011

Pensamientos. . .


Una vez terminado el juego, el rey y el peón vuelven a la misma caja.

Quieres ser rico? Pues no te afanes por aumentar tus bienes, sino en disminuir tu codicia

Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para aprender a callar.

Lo más frustrante de ser viejo es que ya sabes todas las respuestas pero nadie te pregunta.

Experiencia es el nombre que damos a nuestras equivocaciones.